TODOS LOS LINKS CAMBIADOS 04/07/15

NO SE MANDAN LIBROS POR CORREO, POR FAVOR NO INSISTIR.

ANTES DE NAVEGAR POR EL BLOG ACEPTEN EL USO DE COOKIES, PRESIONANDO EL BOTON "OK" QUE SE ENCUENTRA EN LA BARRA AL FINAL DEL BLOG.
Mostrando entradas con la etiqueta Alice Clayton. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alice Clayton. Mostrar todas las entradas

16/7/14

Rusty Nailed - Alice Clayton


2. Rusty Nailed

Jugar a la casita nunca fue tan divertido —ni tan confuso. Con su jefa en una larga luna de miel, Caroline está trabajando como loca para mantener la compañía de diseño de interiores sobre ruedas —especialmente ahora que es la diseñadora encargada de la renovación de un increíble e histórico hotel en Sausalito. Y con Simon, su sexy novio fotógrafo viajando por todo el mundo por su trabajo, la pareja hacen un buen equipo donde “la abstinencia hace crecer la pasión”. ¡No hay quejas sobre el sexo de reencuentro!

Luego de un viaje al viejo hogar de infancia de Simon, le hace cuestionarse sobre su vida nómada. Él decide estar más en casa. Mucho más. Y quiere a Caroline más en casa, también. Aunque la vida romántica de sus amigas le proporciona un montón de bienvenida distracción, eventualmente Caroline y Simon tienen que resolver los problemas de su relación. Claro, más tiempo junto es algo bueno —¿Pero dejar de viajar y trabajar no es algo demasiado extremo? ¿Qué sigue, tartas de manzana y vallas blancas?

Alice Clayton
Serie Cocktail

21/6/14

Serie Cocktail - Alice Clayton


1. Wallbanger

Caroline Reynolds tiene un fantástico apartamento nuevo en San Francisco, una batidora marca KitchenAid, y ningún O (y no estamos hablando de Oprah, amigos). Tiene una carrera de diseño en ascenso, una oficina con vista a la bahía, una receta asesina de pan de calabaza, y nada de O. Tiene a Clive (el mejor gato del mundo), amigas geniales, un grandiosos escote y cero O.

Añadiendo insultos a su falta de O, desde su mudanza tiene un vecino mujeriego que pasa sus noches azotando la cama contra la pared. Cada gemido, golpe y —¿fue eso un maullido?— señalan el hecho de que no sólo está perdiendo su sueño, aún sigue sin tener, sip, lo adivinaron, nada de O.

Ingresen a Simon Parker. (No, en serio, Simon, por favor entra). Cuando el «azota-paredes» amenaza literalmente con romper la pared, Caroline, vestida de frustración sexual y lencería rosa, se enfrenta a su escuchado-pero-jamás-visto vecino. Su encuentro nocturno tiene, bueno, resultados extraños. Ejem. Con paredes así de delgadas, la tensión será enorme…

Alice Clayton