TODOS LOS LINKS CAMBIADOS 04/07/15

NO SE MANDAN LIBROS POR CORREO, POR FAVOR NO INSISTIR.

ANTES DE NAVEGAR POR EL BLOG ACEPTEN EL USO DE COOKIES, PRESIONANDO EL BOTON "OK" QUE SE ENCUENTRA EN LA BARRA AL FINAL DEL BLOG.
Mostrando entradas con la etiqueta Saga Amos y Mazmorras. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Saga Amos y Mazmorras. Mostrar todas las entradas

27/6/15

Amos y mazmoras 3-4-5-6 - Lena Valenti


3. Amos y Mazmorras (Tercera Parte)

En los Reinos Olvidados todos pierden el corazón.

Cuando la agente del FBI Leslie Connelly regresó a Nueva Orleans tras el éxito logrado en la misión de Amos y Mazmorras, no podía imaginarse que su papel en el caso todavía no había finalizado. El cuerpo voluptuoso, el pelo negro y sedoso y la mirada de hielo de la agente llamaron la atención de El Drakon, un poderoso señor de la mafia rusa que había pagado una suma millonaria para comprarla como esclava sexual. Eso la convierte en la candidata perfecta para la nueva misión: desmantelar la red de trata de blancas de una vez por todas. Para ello contará con la ayuda de un agente del Servicio de Inteligencia ruso muy experimentado: el sexy, rudo y taciturno Markus Lébedev. Pero esta no es la primera vez que colaboran juntos... Ya se habían conocido en el torneo de Amos y Mazmorras, donde «el ruso» se infiltró como un amo del calabozo, y la atracción fue tan inmediata como irresistible.
La misión en los Reinos Olvidados es muy delicada, pero la batalla más peligrosa se librará entre las sábanas. Markus y Leslie conocen el mundo oscuro de las fustas, los látigos y el cuero, ¿pero están preparados para el amor?

En la mirada del demonio se esconden miles de secretos y una súplica que invita a romper las reglas.

Lena Valenti
Saga Amos y Mazmorras

2/11/13

Saga Amos y Mazmorras - Lena Valenti


1. Amos y Mazmorras (Primera Parte)

Cleo Connelly siempre quiso ser como su hermana Leslie. 
Por eso, cuando decidió trabajar para la Ley, Cleo la siguió y se esforzó siempre por llegar a su nivel. Pero solo Leslie fue aceptada en el FBI, mientras que Cleo tuvo que conformarse con patrullar su ciudad natal: Nueva Orleans.

Ahora, Leslie ha desaparecido. El subdirector del departamento del FBI ha visitado a Cleo para pedirle que les ayude y colabore en su misión rescate, puesto que necesitan un perfil parecido al de su hermana. La joven policía, llevada por el miedo y la desesperación, accederá a hacerlo antes de entender en qué tipo de misión estaba Leslie metida: ¿Un Rol llamado Dragones y mazmorras DS? ¿Diseño de drogas afordisíacas? ¿BDSM? ¿Red de trata de personas? ¡¡¿¿BDSM?!! Si antes le hubieran explicado que tendrían que instruírla para hacerla pasar por sumisa, puede que la respuesta fuera otra… ¿Sumisa? ¡¿Ella?! ¡Pero si su resistencia al dolor era nula y pegaba a la que le hacía las manicuras! ¿Cómo iba a hacerse pasar por…? Maldita sea. Por supuesto que sí. Por su hermana haría cualquier cosa. Un momento… ¿Había dicho el inspector que su “master” iba a ser Lion? ¡¡¿¿Lion Romano??!! ¡Lo retiraba!

El atractivo y arisco Lion Romano está devastado por la muerte de su mejor amigo Clint, encontrado muerto mientras trabajaba de encubierto en la misión de la trata de blancas en la que se hallaba inmerso junto con Leslie Connelly, una de las mejores agentes del FBI, cuyo paradero se hallaba desconocido. Lion hará lo posible por recuperar a Leslie, y si para ello debe infiltrarse en el rol de BDSM con la sexy, inconsciente y descarada de su hermana Cleo, el sacrificio merecería la pena. Lo que nadie sabía era que someter e instruir a Cleo en el arte de la dominación y la sumisión, era algo que deseaba hacer desde que la joven cumplió su mayoría de edad. 

Ambos se enrolarán en una aventura llena de peligro y sensualidad, crudeza y crueldad, en la que las fustas y los látigos marcan la realidad y el día a día. 

Una poli con vocación de agente especial que no se cree sumisa está a punto de conocer al AMO que está destinado a someterla.

¿Lograrán salvar a Leslie antes de que se maten entre ellos? 

¿El trabajo se puede mezclar con el placer? 

Los juegos están servidos: los dragones salen de sus mazmorras.

Lena Valenti